El mundo se hace más pequeño para Google


Hoy me he levantado con la noticia en El País de que los tribunales de Bélgica han prohibido a Google enlazar noticias a los diarios locales belgas. [tweetmeme source=”malvarezcabanes” only_single=false]

Además de la curiosidad de que la noticia haya sido publicada en la sección de sociedad en lugar de la de economía, (lo que merecería un post dedicado), la reflexión que produce es que poco a poco, el mundo se puede estar haciendo más pequeño para Google, ya que no es la primera noticia en este sentido, y, pro ejemplo no hace mucho, los tribunales alemanes, pusieron pegas al Street View de Google por ciudades alemanas.

Podría parecer que estos “caprichos locales”, no significan nada para la omnipotente y omnipresente Google. Sin embargo, si se tiene en cuenta que la misión de Google es organizar la información del mundo y hacerla universalmente accesible y útil, estas decisiones, junto con los movimientos que están surgiendo de mantenimiento de la privacidad, son ataques directos a la línea de flotación de Google.

Está claro que la privacidad es una tendencia en auge, aunque posiblemente sea una tendencia con vida efímera, ya que no es algo que interese a ningún nativo digital. Así que habrá que tenerla en cuenta.

Google es ahora mismo (con Bing y Yahoo) la espina dorsal de la web 2.0. La web 2.0 se basa en la democratización de la producción de contenidos. Sin embargo… ¿existiría esa democratización sin que hubiese medios para encontrar los contenidos?

Existen otras formas de conseguir acceso a los contenidos. Una manera podría ser volver al mundo de los directorios, y basarnos en páginas estilo Technorati para ir accediendo a contenidos de la temática que nos interese. Otra forma podría ser la que lleva tiempo proponiendo Delicious, y realizar una navegación basada en los tags y bookmarks de contactos y extraños. Y evidentemente está la forma de Facebook, que consiste en que todos los contenidos estén dentro de su web, de forma que se pueda encontrar todo según sus métodos.

Los medios para hacer que una página no sea indexada por Google (robots.txt y sitemap.xml) están ahí. ¿Empezará la gente a utilizarlos y Google irá accediendo a un mundo cada vez más pequeño? Yo, particularmente, no lo creo. Pero en cualquier caso, si llega a pasar, y Google se convierte en una página de indexación sólo de aquella información que desea ser indexada, creo que tampoco sería un problema. En general la mayor parte de los contenidos sí quieren estar presentes, y el tener una herramienta automática que te indexe sin tener que darte de alta en un directorio es una gran ventaja.

La amenaza de Facebook como Internet paralela sí es harina de otro costal…

Esta entrada fue publicada en reflexiones. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s