Ser o no ser


Hoy en día existe en Internet una división de opiniones que se podría resumir en el “Ser o no ser” de Hamlet, aunque con un sentido bastante distinto.

El ser o no ser de las redes sociales es la discusión que nos lleva a pensar si los contenidos que ofrecemos en Internet deberían ser anónimos o no.

Después de unos años en los que lo que primaba en Internet era el anonimato, existe una tendencia a que este deje de existir, y que todo lo que produzcamos en Internet lleve nuestra firma. Las redes sociales son uno de los grandes impulsores de este cambio. En concreto Zuckerberg está tratando de lograr que utilicemos la “identidad Facebook” a la hora de escribir comentarios en otros blogs…

En el lado contrario, y como se indica en alt1040, está Cristopher Pool de 4chan y Canvas. Según él, del anonimato surge la creatividad, y este es un valor que no podemos dejar de lado, ya que es el mayor impulsor del progreso.

En mi opinión ambos tienen razón. No podemos desprendernos de la creatividad, pero también es necesario que respondamos de nuestros actos. Existen dos razones fundamentales que pueden hacer que una identidad pública coharte nuestra creatividad.

Por una parte están las situaciones de falta de libertad de expresión en el mundo. Evidentemente en estos casos, prefiero que alguien se comunique de forma anónima a que no lo haga.

Sin embargo, por otra parte están los prejuicios que nos han inculcado desde pequeños hacia el “saber estar”, hacia el no hablar si no se está 100% seguro de lo que se dice. Esto, en mi opinión, tiene que acabar. No existen verdades absolutas, ni gente que no se equivoque nunca. Todos cambiamos de opiniones a lo largo de nuestra vida, y gracias a Dios la mayor parte vamos evolucionando a mejor.

Así que hay que fomentar una verdadera cultura de la libertad de expresión en la que todos nos sintamos a gusto de hablar con libertad, y en la que no juzguemos a los demás por su pasado más de lo que querríamos que se nos juzgase a nosotros por el nuestro.

Necesitamos comunicarnos y compartir nuestras ideas. Necesitamos además hacerlo “cara a cara”. Las tecnologías nos están dando la oportunidad de hacerlo. Estemos a la altura!

Esta entrada fue publicada en reflexiones. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s