En situación de roaming


Esta semana es la primera ocasión que he tenido de comprobar cómo se vive con un smartphone cuando uno sale del país.

Soy adicto a mi HTC Desire desde que la compré hace tres meses, y en gran parte es por la capacidad de estar conectado el 100% del tiempo. Los aviones y el coste de las tarifas de datos en roaming me lo iban a impedir.

El viaje de ida a Dublin fue fácil. En el aeropuerto de Loiu todavía tenía red, por lo que pude dedicarme a jugar con la aplicación de Lufthansa.

En Frankfurt sólo tuve tiempo de correr así que no hubo problema. Además la experiencia del avión me sugirió el tema de un par de posts que pude ir escribiendo en el avión off-line utilizando la aplicación de WordPress para Android.

Una vez en Dublin, me pasé la mayor parte del tiempo trabajando en las oficinas de ESB. No hubo tiempo para el smartphone, pero me ofrecieron conexión WiFi y como siempre sin problema de configurar en el móvil.

En el hotel esta vez había WiFi gratuito con unos passwords que me dieron en recepción. Configurado sin problema. Sin embargo, cuándo quise conectar el ordenador portátil, me encontré con que la red del hotel sólo me dejaba utilizar el primer dispositivo que conectada; el móvil en este caso. Eso era un problema porque tenía que trabajar en el hotel y necesitaba la conexión WiFi. (Siendo honestos tenía un módem usb-umts con el roaming habilitado, pero me gusta hacer las cosas difíciles).

Recordé que había leído algo de la palabra Tethering y que sonaba a poder conectar un pc a través del móvil. Como en el móvil llevo siempre los pdf de los manuales, eché una ojeada. Parecía que tenía algo que ver con la aplicación HTC Sync, así que la descargué con el móvil, conecté móvil y pc con el cable usb y seleccionando para que el móvil se montase como disco de datos, y cogiendo la aplicación con el pc, la instalé. Ummm… no era eso. HTC Sync me permitía la sincronización de datos, pero no la navegación.

Leyendo mejor el manual, vía que hablaba de compartir la conexión de datos, pero no hablaba nada del WiFi. No podía creer que no se pudiese, así que acudí a Internet. Al principio pensé que ni se podía, ya que todo el mundo hablaba de “rootear” el móvil.sin embargo después descubrí que con Froyo venía supuestamente de serie. Extraño, no lo había visto por ningún lado.

La solución para algo tan evidente tenía que estar ante mis ojos, y lo estaba. Existía una opción de “anclaje de usb” que nunca había utilizado. Activada y voilà… Internet en móvil y pc al mismo tiempo. Así que el stress de no conexión a Internet se redujo al par de horas que tuve de poder visitar la ciudad, y al viaje de vuelta (en el que estoy escribiendo este post).

Aún así, cosa muy diferente será cuando haga mi primer viaje de placer. Hay que encontrar una forma de que las conexiones de datos en roaming sean asequibles!

Esta entrada fue publicada en reflexiones. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s