Twitter y el grito


Decir que Twitter es uno de los fenómenos del momento es no decir nada.

Se ha hablado y escrito mucho acerca de Twitter y su éxito.
Y lo cierto es que es un éxito inesperado. Con un grado de sorpresa del nivel de su antecesor, el SMS.

Qué lleva a alguien a comunicarse y tratar de expresarse en un medio no intrínsecamente bidireccional (y en cierto modo onanista)?
Sí, es cierto que famosos y empresas lo utilizan como un canal de “webdifusión” (en analogía con la radiodifusión), pero para la mayor parte de los usuarios, Twitter empieza como un ministerio, y aunque sueñen con ser seguidos, no es esto lo que les lleva a empezar a twittear.

Twitter es EL GRITO.

Es la forma de buscar la identidad en un mundo que busca clones, el desahogo frente a la impotencia de ser una hormiga en el mundo de las grandes corporaciones.

Y cuando un grito se une por casualidad a un segundo, y lo oye un tercero que lo comparte y se añade, entonces el grito deja de serlo, y empieza a ser un clamor.

La ley Sinde y Egipto. Dos fenómenos completamente diferentes… ¿o no lo son tanto?

Hay quién dice que las nuevas tecnologías nos deshumanizan.
Yo me siento más humano que nunca.

Esta entrada fue publicada en novedades, reflexiones y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s