Nokia quiere despertar de su mal sueño


Hace un par de días estaba precisamente hablando del difícil futuro de los fabricantes de hardware de smartphones.

Hoy me he quedado de piedra al leer en alt1040 un comunicado del CEO de Nokia (Stephen Elop) al resto de la empresa.

Incluyo aquí una traducción al castellano:

“Saludos.

Hay una historia que viene a cuento acerca de un trabajador de una plataforma petrolífera en el Mar del Norte. Una fuerte explosión le hizo levantarse una noche, y vió que toda la plataforma se estaba incendiando rápidamente. Él quedó en cuestión de segundos rodeado por llamas, y apenas pudo distinguir entre el humo y el calor una salida hacia el borde de la plataforma. Al asomarse lo único que vió fueron las poco alentadoras oscuras y frías aguas del Atlántico.

El fuego se acercaba y él sabía que le quedaban pocos segundos para tomar una decisión. Podía quedarse en la plataforma e inevitablemente ser consumido por las llamas, o podía lanzarse en caída libre 30 metros hasta las aguas heladas. Estaba en una  “plataforma en llamas” y tenía que tomar una decisión.

Decidió saltar. En circunstancias normales nunca lo habría hecho. Pero este no era un momento ordinario: su plataforma estaba en llamas. El individuo sobrevivió a la caída y a las aguas, y después de ser rescatado, se dio cuenta de que la “plataforma en llamas” causó un cambio radical en su comportamiento.

Nosotros también estamos en una “plataforma en llamas” y debemos decidir cómo vamos a cambiar nuestro comportamiento.

En los últimos meses, he compartido con Uds. lo que he escuchado de nuestros accionistas, operadores, desarrolladores, proveedores y de Uds. Hoy voy a compartir lo que he aprendido de todo esto.

He aprendido que estamos en una plataforma en llamas.

Y tenemos más de un foco de explosión: tenemos múltiples puntos de calor abrasador alimentando un terrible incendio a nuestro alrededor.

Por ejemplo, hay un intenso calor que viene de nuestros competidores. Un fuego que se está propagando más rápidamente de lo que jamás habríamos esperado. Apple ha cambiado el mercado redefiniendo el smartphone y atrayendo desarrolladores a un muy poderoso aunque cerrado.

En 2008, la participación del mercado de Apple en el rango de móviles de más de $300 era del 25%; en 2010 había llegado al 61%. La trayectoria es tremenda con un crecimiento del 78% en ingresos en un año en el Q4 de 2010. Apple ha demostrado que los consumidores son capaces de comprar un teléfono más caro si está bien diseñado, provee una gran experiencia y es utilizado por los desarrolladores para generarar aplicaciones. Han cambiado el juego y hoy son dueños del rango más alto del mercado.

Por otro lado está Android. En alrededor de dos años, Android ha creado una plataforma que atrae a los desarrolladores de aplicaciones, proveedores de servicio y fabricantes de hardware. Android ha entrado en el rango más alto del mercado, están ahora ganando el rango medio, y avanzan rápidamente hacia abajo a equipos de menos de €100. Google se ha convertido en una fuerza capaz de atraer mucha de la innovación de la industria a su núcleo.

No podemos olvidarnos del rango de precio bajo. En 2008, MediaTek proporcionó diseños completos de referencia de circuitos de telefonía, permitiendo a los fabricantes de la región Shenzhen de China producir teléfonos a un ritmo increíble. Según algunos cálculos, este entorno produce ahora un tercio de los teléfonos vendidos globalmente, quitándonos cuota de mercado en los mercados emergentes.

Mientras la competencia incendia nuestra participación de mercado, ¿qué ha pasado en Nokia? Nos hemos quedado atrás, no hemos acertado con las grandes tendencias y hemos perdido tiempo. Hemos estado pensando que estábamos tomando las decisiones correctas; pero echando la vista atrás vemos que estamos muy retrasados.

A pesar de que el primer iPhone se vendió en 2007, todavía no tenemos un producto que se acerque a su experiencia. Android llegó a la escena solamente hace dos años, y esta semana nos ha adelantado como líderes en ventas en el mercado de los smartphones. Increíble.

Tenemos brillantes fuentes de innovación dentro de Nokia, pero no las estamos llevando al mercado lo suficientemente rápido. Creíamos que MeeGo sería una plataforma para ganar el segmento de los smartphones de altas prestaciones. Sin embargo, a este ritmo, para finales de 2011, es posible que sólo tengamos un producto con MeeGo en el mercado.

En el segmento medio tenemos Symbian, pero ha demostrado no ser competitivo en mercados líderes como Norteamérica. Además Symbian está resultando ser un sistema operativo que se muestra cada vez más difícil para el desarrollo y cumplimiento de los requerimientos siempre crecientes de los consumidores, lo que nos lleva a una lentitud en el desarrollo de productos y a una  desventaja cuando buscamos posicionar nuevas plataformas de hardware. Como resultado, si continuamos como antes, cada vez nos quedaremos más y más atrás, mientras nuestros competidores avanzarán cada vez más.

En el segmento de precios bajos, los chinos están desarrollando equipos mucho más rápido que, como un empleado de Nokia dijo solamente parcialmente en broma, “el tiempo que nos lleva pulir una presentación de Power Point.” Son rápidos, económicos, y nos están retando.

Y lo más paradójico es que ni siquiera estamos luchando con las armas correctas. Todavía generalmente estamos tratando de atacar cada segmento sobre una base de comparación de dispositivos.

La batalla de los equipos se ha convertido ahora en una guerra de sistemas operativos, donde los mismos incluyen no solamente el hardware y el software del equipo, sino desarrolladores, aplicaciones, comercio electrónico, publicidad, búsquedas, aplicaciones sociales, servicios basados en localización, comunicaciones unificadas y muchas otras cosas. Nuestros competidores no están ganando nuestra cuota de mercado con dispositivos, sino con una plataforma entera. Esto significa que vamos a tener que decidir ya si desarrollamos, apoyamos o nos unimos a un sistema operativo.

Esta es una de las decisiones que necesitamos tomar. Mientras tanto, hemos perdido participación de mercado, hemos perdido posicionamiento y hemos perdido tiempo.

El jueves, Standard & Poor’s informó que rebajará nuestras calificaciones a A en largo plazo y A-1 en corto plazo en observación de crédito negativo. Esto es similar a lo que Moody’s decidió hacer la semana pasada. Básicamente significa que durante las siguientes semanas realizarán un análisis de Nokia, y decidirán sobre una posible rebaja en la calificación de crédito. ¿Por qué están considerando estos cambios? Porque están preocupadas por nuestra capacidad competitiva.

Las preferencias del consumidor por Nokia han disminuido en todo el mundo. En el Reino Unido, las preferencias por nuestra marca han bajado a un 20%, lo que es 8% menor que en el último año. Esto significa que solamente una de cada cinco personas en el Reino Unido prefiere Nokia a otras marcas. También han disminuido en otros mercados que tradicionalmente han sido nuestros: Rusia, Alemania, Indonesia, Emiratos Árabes…

¿Cómo hemos llegado a este punto? ¿Por qué nos hemos quedado atrás cuando el mundo a nuestro alrededor ha cambiado tanto?

Esto es lo que he estado tratando de entender. Creo que por lo menos en parte se ha debido a nuestra actitud interna. Hemos derramado gasolina sobre nuestra plataforma en llamas. Creo que nos ha faltado responsabilidad y liderazgo para alinear y dirigir la compañía a través de estos tiempos difíciles. Hemos cometido muchos errores. No hemos innovado lo suficientemente rápido. No estamos colaborando internamente.

Nokia, nuestra plataforma, se está incendiando.

Estamos trabajando en el camino futuro: un camino para recuperar nuestro liderazgo en el mercado. Cuando compartamos la nueva estrategia el 11 de febrero, será un gran esfuerzo para transformar nuestra compañía. Pero creo que juntos, podremos enfrentar los retos que tenemos a la vista. Juntos, podremos escoger definir nuestro futuro.

La plataforma en llamas, en la que el hombre se encontraba, provocó que el individuo cambiara su comportamiento, y diera un paso arriesgado y valiente hacia un futuro incierto. Él pudo contar su historia. Ahora, tenemos la gran oportunidad de hacer lo mismo.

Stephen.”

Lo dicho… Sin palabras.

Esta entrada fue publicada en novedades y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Nokia quiere despertar de su mal sueño

  1. Pingback: Articulo Indexado en la Blogosfera de Sysmaya

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s