http: Un protocolo para gobernarlos a todos

Soy lo suficientemente viejo como para recordar otra Internet.

Recuerdo conectarme a Internet a través de infovía, recuerdo los módems de 56k, recuerdo los grupos de noticias…

Pero sobretodo, recuerdo una Internet en la que había que utilizar una herramienta diferente  para cada cosa que querías hacer, porque cada servicio se basaba en un protocolo diferente; telnet, ftp, grupos de noticias, correo, web…

La web (http), de hecho, era el hermano pequeño de los protocolos de internet, y la mayor parte del tráfico se dedicada a ftp o los diversos protocolos de correo.

La situación hoy en día ha cambiado, y el http es el protocolo hegemónico en internet. Casi casi se podría decir que es el único utilizado a nivel general por los usuarios de todos los niveles.

Alguien me dirá que sigue existiendo el correo electrónico. Dentro del ámbito particular diría que a pesar de que el servicio aún existe (poco a poco mermado por las mensajerías de Facebook, Google+…), en muchos casos está basado en http (Gmail…). A nivel empresarial los protocolos de correo se siguen utilizando, pero cada vez hay más empresas que apuestan por el correo web o los servicios de mensajería.

Así que http se ha convertido en el protocolo clave de internet. ¿Por qué? ¿Qué le hace mejor o más especial que el resto? Me gustó mucho la explicación de Leonard Richardson en su libro “RESTful Web Services”.

Según él, http es el protocolo perfecto por su simplicidad, por no disponer de ninguna característica que le haga especial, lo que permite que sirva para transportar y comunicar cualquier cosa..  que en suma es lo que se busca, ¿no?

Por otra parte hay otras dos características que hacen a http especial; la direccionabilidad, y la ausencia de estados. ¿qué es esto? Básicamente que cada dato en internet tiene su dirección y es accesible sin antes haber accedido a otra dirección. Diréis que eso no es así siempre en Internet, y que a veces hay un estado de validación de usuario antes de poder acceder a una dirección. Es cierto… pero aún así la afirmación anterior no pierde validez general.

En http hay mucho en lo que se ve, pero aún más hay en lo que no se ve… Y esto es lo que permite que sea un protocolo perfecto para automatizar cosas.

¿Recordamos a quién le gustaban las cosas automatizadas?

Anuncios
Publicado en reflexiones | 1 Comentario

Cuando hombres y máquinas hablan entre sí

No sé si Dios creó al hombre a su imagen y semejanza, pero lo que sí tengo claro es que el hombre no ha sabido o no ha querido crear a los ordenadores a su imagen y semejanza.

Siempre me ha parecido curioso que unos seres que basamos nuestra inteligencia en la abstracción, hayamos creado unas máquinas cuya inteligencia se basa en la concreción; los ordenadores.

Pero supongo que era inevitable, ya que los creamos con el propósito de que fuesen grandes calculadoras, grandes descifradores de códigos.

El problema está en que ordenadores y personas no vivimos en mundos aislados, y al menos los humanos queremos comunicarnos con los ordenadores; darles órdenes, obtener resultados.

Ahora bien… ¿en qué idioma nos hablamos?

Al principio de los tiempos de la computación la cosa estaba clara… No se podían pedir peras al olmo, y los humanos debíamos hablar en el idioma de los ordenadores; tarjetas perforadas, código máquina, y listados interminables de unos y ceros.

Más tarde nos volvimos cómodos, y decidimos que la “lingua franca” debía ser el humano. Esto llevó a invertir gran cantidad de tiempo y esfuerzo de programadores en interfaces de usuario, programas para el análisis de los datos… Los ordenadores debían hacer el esfuerzo por entendernos.

Hace unos años, sin embargo, nació el XML. En principio no parece que el XML sea gran cosa. Por simplificar, el XML es “hablar humano” pero de una forma ordenada.

Por ejemplo pensad que queremos describir a una persona. Un humano diría: “Pedro es un hombre de 30 años de Madrid y vive en la calle de Alcalá”. La “traducción de esto a XML” podría ser algo así como:

<persona>

<nombre>Pedro</nombre>

<edad>30</edad>

<direccion>

<ciudad>Madrid</ciudad>

<calle>Alcalá</calle>

</dirección>

</persona>

Está claro que para un humano la representación del mensaje en XML es menos óptima que el mensaje original. Aún así, lo entendemos sin problemas.

Tampoco es que al ordenador le apasione este formato de mensaje, pero se conforma porque al menos se le ha pasado la información de forma ordenada.

El XML no tiene la fama que tienen otros desarrollos tecnológicos. Sin embargo pensad lo que implica que los hombres y las máquinas se puedan hablar entre sí…

Publicado en reflexiones | Deja un comentario

DNIe

Ayer renové el carnet de identidad, y por fin tengo un DNI electrónico.

Además en la comisaría me encontré con una campaña de divulgación del DNIe, y después de una cola y unas explicaciones, fuí obsequiado con un lector de tarjetas (el DNIe y tarjetas de crédito…). Así que con lector y con DNI electrónico, ya he podido hacer algunas pruebas como comprobar el número de puntos de mi carnet de conducir.

Teniendo en cuenta que en este caso no soy un “early adopter”, seguramente no puedo decir nada novedoso sobre el tema. En cualquier caso, no puedo evitar hacer dos apuntes:

Por una parte estoy contento. Toda iniciativa que lleve a modernizar la administración pública me parece estupendo. Cuando los políticos hablan de mejorar la productividad de los trabajadores yo siempre pienso en la cantidad de tiempo que perdemos en gestiones perfectamente simplificables con las nuevas tecnologías. Así que… un 10 de mi parte, y que la cosa siga así.

Por otra parte, y siguiendo “mi cruzada” contra las carteras abultadas, creo que el DNIe es una tecnología del siglo XX y no del siglo XXI. Ya no estamos en el momento en el que dábamos nuestros primeros pasos de acercamiento a la tecnología. Estamos en la era de la movilidad; y tenemos que pensar que las personas no pueden cargar con mochilas llenas de diferentes dispositivos. ¿Tengo que limitar mis interacciones con la administración a los momentos en los que estoy con mi terminal en casa? ¿Debo cargar con mi lector de DNIe todo el día para hacerlo desde varios lugares? ¿Qué hay de los Smart Phones y las tablets? Es más, ¿para qué tengo que tener un dispositivo de lectura cuando podría instalar los certificados donde quisiera?

Centrémonos y simplifiquemos el mundo. Venimos de un mundo en el que cada concepto (DNIe, tarjeta de crédito, SIM de telefonía…) estaba ligado a un hardware diferenciado. Esto ya no es necesario.

¡Cambiemos el chip!

Publicado en reflexiones | Deja un comentario

El todo es mayor que la suma de las partes

No es la primera vez que menciono el tema de que la era del individualismo ha terminado.

El siglo XX fue la exaltación del individualismo, y eso se trasladaba a todas las relaciones humanas, tanto personales como profesionales, llegando incluso a situaciones en las que las propias empresas favorecían la competición y enfrentamiento entre los trabajadores.

Esta situación, sin embargo, se ha superado ya. Las empresas deben competir por su supervivencia y no pueden permitirse que sus trabajadores no funcionen en perfecta sincronía como parte del mecanismo de un reloj.

Una tentación podría ser tratar de sincronizar la empresa a golpe de “ordeno y mando”. Creo, sin embargo, que la complejidad de la situación y las tecnologías actuales, no permiten el lujo de que una empresa se base en un sólo cerebro desperdiciando la materia gris del resto de los trabajadores.

Es necesario explotar todos los cerebros. El problema está en cómo conseguir aprovechar lo máximo de cada persona, pero al mismo tiempo lograr que todo el esfuerzo se canalice en la misma dirección. La única forma de lograrlo es potenciando la “gestión del conocimiento”.

¿Qué es la gestión del conocimiento? Según qué persona esté hablando del tema, puede querer decir muchas cosas. Sin embargo, como yo soy muy básico, me gusta resumirlo en conceptos muy sencillos; la “gestión del conocimiento” es todo aquello que favorece que conocimientos adquiridos por la parte, sean aprovechados por el todo.

De esta manera, la “gestión del conocimiento” es aquello que hace que “el todo sea mayor que la suma de las partes”.

En esta línea, me parece vital que las empresas incluyan la “gestión del conocimiento” dentro de su estrategia. Y desde luego no sólo que la planifiquen, sino que la lleven a cabo.

Existen herramientas muy interesantes desde Wikis corporativas (Trac, RedMine…) a herramientas de gestión de la documentación y creación de intranets (Sharepoint de Microsoft, Confluence de Atlassian…).

Este tipo de herramientas tecnológicas son muy importantes, y simplifican procesos que antes eran impensables. Sin embargo las herramientas no son todo; lo importante es lo que hay detrás de ellas. Por ello, lo importante no es que las empresas implanten herramientas, sino que implanten el espíritu adecuado.

En concreto es vital conseguir implantar un espíritu de equipo y un ambiente en el que cada persona acepte compartir con los demás sus conocimientos.

Tenemos un reto muy curioso ante nosotros: ser más humanos y parte de un grupo, y ser menos individualistas. ¿Seremos capaces?

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Los blogs no mueren

Cada cierto tiempo leo u oigo comentarios acerca de que el fenómeno blog está perdiendo intensidad, e incluso se está volviendo algo del pasado.

El fenómeno de las redes sociales parece arrasar con todo, y en un mundo en el que la moneda de cambio parece ser el número de seguidores, es más cómodo dedicarse símplemente a mencionar o comentar artículos de terceros en Twitter, Facebook o Google Plus que perder el tiempo creando contenido propio (sobretodo cuando sabes que posiblemente tu artículo va a ser leído por menos de una decena de personas).

Por eso me alegra tanto cuando me entero de que nace un nuevo blog; porque los blogs nuevos están siempre llenos de ilusión y son la promesa de que sigue existiendo gente con la ilusión de transmitir sus ideas.

En este caso, se trata de Jose David Palomares quien con su blog http://www.josedavidpalomares.com se ha puesto como objetivo hablarnos de enprendimiento desde la perspectiva de quien ha sido y es un emprendedor.

Le deseo mucha suerte en esta nueva andadura. Espero que todos podamos aprender mucho de sus comentarios, y al mismo tiempo que su ilusión nos de fuerzas renovadas al resto.

¡Mucho ánimo!

Publicado en reflexiones | 1 Comentario

Y sin embargo se mueve

Estamos tan preocupados y ocupados por los asuntos en la Tierra, que hace mucho que ya no miramos hacia las estrellas. Incluso NASA ha retirado sus lanzaderas con las que tantos soñábamos de niños.

Sin embargo, la Tierra sigue estando rodeada de satélites artificiales. Satélites que no miran hacia afuera, hacia el Universo, sino hacia la Tierra.

Hoy iba a haber dos nuevos satélites. Sin embargo, problemas han impedido el lanzamiento. Iban a ser los dos primeros satélites de los 30 que compondrán el sistema Galileo. Galileo es el sistema europeo equivalente al GPS americano (o al Glonass ruso).

Muchas personas se preguntan si tiene sentido el gasto. Ya tenemos el GPS, ¿para qué queremos Galileo?

GPS depende del ejército de los EEUU, quien tiene la capacidad de reducir la precisión de los receptores de terceros y mantener la de los propios (por ejemplo en caso de conflicto bélico). Hace unos años, desde el punto de vista civil no nos importaba demasiado. Ninguno de nosotros teníamos un GPS.

Sin embargo, hoy en día tenemos un receptor GPS en cada móvil, y miles de aplicaciones dependen del sistema.

Honestamente el miedo a lo que hagan los USA con ese poder no me resulta suficiente para justificar un nuevo programa de posicionamiento. No creo que utilicen ese poder para entorpecer aplicaciones civiles.

Sin embargo, creo en la redundancia, y Galileo para mí es el sistema redundante de GPS (y viceversa). Así que creo que Galileo es una iniciativa necesaria y el dinero estará bien invertido (y si mejora además la capacidad de posicionamiento de GPS, seguro que se rentabiliza a través de nuevos servicios y aplicaciones).

Con un poco de suerte, además, gracias a este tipo de lanzamientos nos acordaremos de que el Universo nos rodea y nos espera.

Publicado en reflexiones | Deja un comentario

El fin del tiempo de los gurús

Hace unas horas ha muerto Dennis Ritchie; un tipo con mucho menos glamour que Steve Jobs, pero que compartía con él y con otro puñado de personas el hecho de haber adivinado en la tecnología una forma de transformar el mundo.

Jobs es quizá el Prometeo que llevó el fuego a los mortales, pero Ritchie es poco menos que el Dios que supo crear las leyes de la naturaleza de la informática, habiendo sido el creador del C y uno de los cocreadores del Unix.

El otro día un compañero me comentaba su añoranza de los tiempos en los que los hombres estaban solos en el desierto de la técnica y tenían que crear todo de cero.

Esos tiempos ya han acabado, y hoy en día existen herramientas para construir y dar valor añadido sobre las creaciones de otras personas. No vivimos en un mundo aislado, sino en uno comunicado.

Me gusta decirlo, porque desde el punto de vista de la empresa, aún existe quien añora los “buenos tiempos”, y prefiere crear desde cero en lugar de utilizar librerías, frameworks… Es un afán muy loable por parte de un técnico, pero una carencia de un gestor si lo permite. El tiempo de los gurús ha acabado. Quizá no haya acabado al 100% y es bueno que siempre exista algún gurú gracias a Dios.

Sin embargo, es el tiempo de que las hormiguitas asumamos que también tenemos un papel en el mundo de la técnica. Sólo tenemos que coger las piezas que nos han dado los grandes hombres, y juntarlas de nuevas formas, llenando los huecos de las necesidades, y siempre con la esperanza de que alguna combinación produzca un nuevo Ritchie o un nuevo Jobs.

Publicado en reflexiones | Deja un comentario